El miedo a la cirugía estética y cómo combatirlo

Fueron los egipcios quienes, para potenciar los rasgos faciales y disimular la edad, descubrieron las virtudes del maquillaje. Los romanos y los griegos pusieron de moda los torsos musculados y atléticos, y los japoneses del siglo XVIII encumbraron lo más alto de la mujer gracias al concepto de las geishas. Esto es, básicamente, una prueba contundente de que la belleza siempre ha sido una preocupación para el hombre, obviando la distinción entre géneros. La búsqueda de la juventud, así como la eliminación de complejos físicos, puede conseguirse a través de la cirugía estética. Sin embargo, en ocasiones, existe la voluntad pero el miedo al bisturí no permite al paciente avanzar. ¿Cómo podemos combatir el miedo a la cirugía estética?El miedo a la cirugía estética y cómo combatirl

Cuando un paciente acude a Dr. Junco, Cirugía Plástica y Estética, lo hace voluntariamente y con el convencimiento de que el resultado va a ser satisfactorio. No obstante, algunas personas pueden presentar dudas en su primera visita, ya sea por fobias relacionadas con el quirófano (anestesia, bisturí, cortes, etc.) o por miedo a los riesgos que una intervención pueda generar. En el momento en que se da esta situación, debemos proporcionar al paciente toda tipo de información, para que así valore ventajas, desventajas y posibles contrariedades por él mismo. Nunca debemos tratar de convencerle.

El miedo a la cirugía estética no es un fenómeno común. De hecho, el 99% de los pacientes que quieren someterse a una operación son conscientes de que es y qué significa dicha operación. No hay que tener miedo, siempre que se confíe en verdaderos profesionales, en un equipo titulado al completo. Hay que informarse y, si no hay equipamientos y no se dan las condicionas aptas para realizar la operación, hay que desconfiar y no consentirla.

Tal y como afirman desde la SECPRE, “se ha de ser conocedor de los riesgos que entraña porque, aunque suelen ser mínimos, existen”. Los casos de cirugías estéticas desastrosas son excepcionales en este sector, y habría que plantearse por qué se producen. Una buen remedio para el miedo y la incertidumbre es la información. El paciente debe conocer su situación en particular y, además, debe estar sano: cualquier operación tiene riesgo – en cualquier ámbito médico, se entiende – pero un buen estado físico y emocional del paciente lo minimizan al máximo.

Así, el cirujano siempre debe realizar al paciente las pruebas preoperatorias pertinentes. Y, además, tras la operación el paciente debe seguir minuciosamente las recomendaciones del médico. Según la Asociación Española de Cirugía Estética, “estadísticamente el porcentaje de complicaciones generales relacionadas con una operación de este tipo es extremadamente reducido, entre otras razones porque en la mayoría de los casos se trata de intervenciones no intracavitarias (craneal, torácica o abdominal), requiriendo de anestesia menos profunda y por efectuarse, en general, en pacientes sanos”. Las únicas armas para combatir el miedo a la cirugía estética son la información y la certificación de un cirujano profesional.

El miedo a la cirugía estética y cómo combatirlo
Valora este post
About the Author

Dr. Oscar Junco

El Dr. Óscar Junco es Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Barcelona. Inicia su especialidad en 1999 en el Hospital Universitario Vall d´Hebron en Barcelona, en la Unidad de Cirugía Plástica y Quemados. Desde 2009 dirige su propio equipo “Dr. Junco, Cirugía Plástica y Estética” con sede en Hospital Cima, Barcelona, y delegación en Centro Médico Digest, Badalona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.