La abdominoplastia, un procedimiento para las madres

Cada vez son más las mujeres que buscan someterse a una abdominoplastia. La verdad, de entre las distintas pacientes destacan aquellas que quieren mejorar el aspecto del abdomen después de embarazos o eventos traumáticos que comprometen la firmeza de los músculos del estómago. Este procedimiento quirúrgico se ha convertido en la opción más apreciada, un retoque estético que también puede realizarse junto con la cesárea -aunque desde Dr. Junco, Cirugía Plástica y Estética aconsejamos esperar mínimo de 3 a 6 meses a que los tejidos se adapten-, y que forma parte del Mommy Makeover. Aunque no lo parezca, es una práctica que lleva realizándose desde hace décadas y es más habitual de lo que normalmente se cree. La abdominoplastia es el procedimiento que escogen muchas madres para recuperar ese vientre plano que puede perderse con un embarazo. ¿Qué debemos tener en cuenta sobre esta intervención?La abdominoplastia, un procedimiento para las madres

¿En qué consiste exactamente esta cirugía?

Básicamente, la abdominoplastia consiste en la extirpación del exceso de piel y grasa abdominal, así como la corrección de la flacidez muscular de la zona. La operación suele durar entre 1,5 y 3 horas, siempre dependiendo de la cantidad de corrección que sea necesaria, y se realiza con anestesia general. Se practica una incisión por encima del vello pubiano que se prolonga hacia las caderas.

¿Por qué una abdominoplastia y no una liposucción?

La liposucción solo retira grasa, por lo que se lograría un adelgazamiento localizado pero el aspecto del abdomen no cambiaría. Así, la abdominoplastia consigue reconstruir esa zona y modificarla. En el caso de las dietas ocurre exactamente lo mismo: se consigue una reducción de peso y mejorar la figura, pero el abdomen no se modifica.

¿Qué resultados y beneficios puede esperar el paciente?

El paciente que se somete a esta intervención consigue un abdomen más plano, más firme y una cintura más estrecha. La verdad, la abdominoplastia proporciona resultados excelentes en pacientes cuyos músculos abdominales están debilitados y poseen un exceso de piel y grasa. En la mayoría de los casos, los resultados son definitivos, siempre y cuando se acompañen de una dieta equilibrada y de ejercicio físico periódico.

¿Qué proceso de recuperación requiere la intervención?

Tras salir de quirófano, la vuelta a la normalidad o el volver a sentirse como antes puede llevar de unas semanas a unos pocos meses. Si el estado físico de salud del paciente es bueno, incluyendo una musculatura abdominal fuerte, la recuperación después del tratamiento será más rápida. Cabe destacar que realizar ejercicio ayuda a recuperarse antes, pero deben evitarse aquellos movimientos con los que el paciente no se siente cómodo.

Desde Dr. Junco, Cirugía Plástica y Estética recomendamos a las madres que no consideren la abdominoplastia como un tratamiento para la obesidad. Sin embargo, aquellas pacientes que hayan padecido esta enfermedad o se hayan sometido a cirugías bariátricas (como la reducción de estómago) se pueden ver beneficiadas por esta cirugía, y así remover excesos de piel.

La abdominoplastia, un procedimiento para las madres
Valora este post
Posted in:
About the Author

Dr. Oscar Junco

El Dr. Óscar Junco es Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Barcelona. Inicia su especialidad en 1999 en el Hospital Universitario Vall d´Hebron en Barcelona, en la Unidad de Cirugía Plástica y Quemados. Desde 2009 dirige su propio equipo “Dr. Junco, Cirugía Plástica y Estética” con sede en Hospital Cima, Barcelona, y delegación en Centro Médico Digest, Badalona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.